La necesidad de desinfectar los libros ante la pandemia del coronavirus

La necesidad de desinfectar los libros ante la pandemia del coronavirus

Con esta situación de pandemia sin precedentes, nos encontramos con que no hay material escrito publicado o compartido sobre la esterilización o desinfección del material en las bibliotecas.

Según un estudio publicado en Journal of Hospital Infection, el tiempo que puede permanecer el coronavirus similar al SARS-CoV-2, responsable del COVID-19 en superficies estáticas o no animadas como metal, cristal o plástico es de 9 días y en papel de 4 ó 5 días.

Pero otros datos del National Institutes of Health indican que el SARS-CoV-2 se detecta en aerosoles después de 3 horas, en cobre hasta 4 horas, en cartón o cartulina hasta 24 horas y en plástico y acero inoxidable durante quizás solo 2 ó 3 días.

La mejor defensa contra una amenaza de este tipo es “tiempo”, es decir, el mejor desinfectante, el más sencillo de llevar a cabo, el más seguro y el más económico, es el “tiempo”, ya que esta pandemia es una situación única para la mayoría de especialistas en conservación, siendo la mejor práctica la profilaxis y las medidas preventivas.

La Asociación de Bibliotecas Americanas recomienda un aislamiento de un mínimo de 24 horas y preferiblemente de 14 días como el mejor desinfectante para el material.

Las bibliotecas proporcionan un factor de riesgo que más allá de esparcir el virus y el impacto en la salud puede reducir la confianza del público en las bibliotecas.

Tipos de desinfección de libros

En la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, al igual que en otras muchas instituciones de conservación del patrimonio histórico, proporcionan soluciones desinfectantes en salas de lectura o áreas públicas. El impacto o efecto de estas soluciones y si puede detectarse una transferencia a las colecciones en la Biblioteca, son temas recientes de interés.

Para ello la División de Testeo e Investigación sobre la Preservación, trató 2 tipos de desinfectantes, los basados en agua y los basados en alcohol, con el objetivo de ver sus efectos en los materiales o colecciones basadas en papel y los resultados obtenidos fueron éstos:

  1. El test de colorimetría indicó un aumento del color amarillo cuando se expusieron a calor y humedad elevados, en papel con poco o ningún revestimiento.
  2. Los desinfectantes basados en alcohol mostraron mayores cambios de color en comparación a los de agua.
  3. Las diferencias en color entre materiales con o sin revestimiento eran visibles y detectables en algunos casos.
  4. Para el caso de los desinfectantes basados en agua que utilizaban un menor número de componentes, mostraron un mínimo o casi indetectable cambio de color cuando se les aplicó la solución desinfectante.
  5. Mientras se recomienda el lavado de manos sobre la desinfección porque el primero elimina la suciedad y el aceite, donde la desinfección no lo hace, si los desinfectantes se ofrecen como solución en las instituciones, el lavado de manos es recomendable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies