Lo que nos ha enseñado la Covid-19 sobre la digitalización

Lo que nos ha enseñado la Covid-19 sobre la digitalización

La Covid-19 ha supuesto un enorme desafío a todos los niveles. La amenaza global en el terreno económico ha obligado a adaptarse a marchas forzadas a la nueva situación para no perder competitividad en el mercado. Y uno de los mayores desafíos ha sido el de la digitalización, no solo para empresas, también para centros educativos, sanitarios, instituciones etc.

Evidentemente, la digitalización no era nada nuevo antes de la irrupción de la Covid-19, pero era un proceso que en muchos sectores se implantaba muy lentamente. La pandemia ha obligado, sin embargo, a modificar el orden de prioridades para adaptarse a una situación especialmente compleja.

Digitalización y competitividad

La primera lección que hemos tenido que aprender a marchas forzadas con la Covid-19 es que la digitalización es un proceso imprescindible e irreversible. Hasta la llegada del coronavirus, la competitividad era la base de cualquier negocio y empresa. Tras él, se ha convertido, simplemente, en una cuestión de supervivencia.

La correcta gestión de la información, tener un acceso rápido a los datos permite ganar en eficiencia y agilizar procesos en empresas de cualquier tamaño y sector. También es la herramienta para poder establecer planes de actuación, poner en marcha nuevas estrategias y mejorar los tiempos de respuesta ante las dificultades. Es algo que se ha puesto de manifiesto más claramente que nunca con la Covid-19.

Por supuesto, la digitalización se ha mostrado imprescindible también en otros muchos aspectos. El primero de ellos, el teletrabajo, un proceso que en España avanzaba muy lentamente, pero que hoy en día es, más que una realidad, una necesidad para la supervivencia de muchas empresas y actividades económicas.

Y muy especialmente en el caso de las pequeñas y medianas empresas, la Covid-19 ha supuesto un auténtico reto para no sucumbir a las primeras dificultades. Así, la digitalización ha sido la herramienta necesaria e inevitable para poder aventurarse en el comercio online, o para mejorar la atención al cliente mediante códigos QR para leer las cartas en restaurantes, por poner solo dos ejemplos.

La digitalización más allá de la economía

Sin duda, la digitalización ha tenido un papel fundamental en el aspecto económico y empresarial en la crisis provocada por la Covid-19. Pero es un proceso que también se ha tenido que implantar con rapidez en otros muchos ámbitos para no quedar paralizados, con las terribles consecuencias que ello conllevaría. Un proceso que ha demostrado un incuestionable valor.

En el campo de la sanidad, la Covid-19 hacía necesaria una gestión documental ágil y eficiente. Miles de datos de pacientes, de tratamientos, de investigaciones y de información que debía ser actualizada de inmediato y a la que se debía tener un acceso no menos rápido. En muchos casos, disponer de esa información era cuestión de vida o muerte. Y ahí, la digitalización ha demostrado ser un aliado imprescindible.

También lo está siendo en el ámbito educativo. En un momento en el que la Covid-19 obligaba a suspender la actividad lectiva, la digitalización se ha transformado en una herramienta esencial. Gracias a ella, cualquier alumno ha podido acceder a libros de texto o de lectura, a trabajos o a explicaciones a través de cualquier dispositivo electrónico.

No solo eso, sino que permite que varios alumnos usen la misma información de manera simultánea y agiliza la comunicación con los profesores. La digitalización, por tanto, ha permitido implantar un nuevo modelo de enseñanza al alcance de todos, más universal y más motivador.

Y, de manera muy especial, la Covid-19 ha sacado a la luz la necesidad casi vital de que la digitalización se convierta en prioritaria en todo lo relacionado con los servicios públicos, colapsados en muchos casos desde hace meses.

En resumen, la Covid-19 nos ha enseñado que es necesario adaptarse a las circunstancias con las herramientas de las que disponemos para poder, ya no progresar, sino sobrevivir en circunstancias muy complicadas.

Y nos ha enseñado que tenemos una herramienta fundamental para sortear las dificultades y evitar la parálisis. Esa herramienta es la digitalización. En Sisdoc te ayudamos a adaptarte para que nada pare tu actividad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies