Todo sobre la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos

firma biométrica para la Ley de Protección de Datos

Todo sobre la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos

En 2016 entró en vigor la Ley de Protección de Datos para que tanto las empresas como los autónomos pudiesen garantizar la protección de los datos de sus clientes. Sin embargo, esto suponía un proceso que, a veces, era algo tedioso. Hoy en día, puede que en la recepción de un hotel o en cualquier otra circunstancia se necesite una mayor rapidez. ¿Cómo se les puede ofrecer a los clientes lo mejor en tiempo récord?

Para ganar tiempo al solicitarle el consentimiento legal a los clientes está la firma biométrica. Se trata de una firma que minimiza costes y que permite obtener el permiso para tratar los datos de los clientes sin esperas. Tan solo se necesita una tablet, tableta electrónica o un móvil. Con esto ya estaría. Es muy fácil, ¿verdad?

¿Cómo funciona la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos?

La manera en la que funciona la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos es muy sencilla. Tan solo es necesario que los clientes realicen un trazo con su firma sobre la tablet o la tableta electrónica. En ocasiones, se les puede proveer de un lápiz adecuado para que puedan firmar con mayor facilidad. Pues, a veces, puede ser complicado hacer cualquier trazo por este tipo de medios.

En cuanto un cliente firme la Ley de Protección de Datos en la tableta, su firma quedará registrada y la empresa puede sentirse completamente tranquila. Estará cumpliendo con la obligación en la que desde 2016 esta Ley ha estado insistiendo. Porque proteger los datos de los clientes es fundamental.

Ventajas de la firma biométrica

Aunque ya hemos mencionado que una de las ventajas que tiene la firma biométrica es la rapidez y la eficacia, existen otras más. Por ejemplo, que la presión de la firma, así como la precisión, velocidad e inclinación van a quedar guardadas. De esta manera, se autentificará cada documento vinculándolo con cada cliente.

También, con la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos no se podrá incrustar la firma de un cliente en ningún otro documento. Con todo, cada firma permanecerá a buen recaudo sin poder capturarse para aplicarse en otros archivos. Aunque la tecnología puede generar desconfianza, en realidad, la firma biométrica es un elemento muy seguro que ofrece una protección de datos superior.

¿Cómo conseguir la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos?

A pesar de que solo se necesita una tablet, una tableta electrónica o un móvil para la firma biométrica, conviene contar con un programa adecuado para poder ofrecer esta nueva forma de proteger los datos a los clientes. En sisdoc, por ejemplo, contamos con este servicio donde la firma electrónica para la Ley de Protección de Datos se basa en un sistema centralizado en Cloud. Así, todas las firmas estarán protegidas.

Gracias a la firma biométrica es posible eliminar el papel, apostando así por la sostenibilidad, y ofrecer una seguridad mayor en el tratamiento de los datos de los clientes. Con sisdoc los documentos firmados perduran en el tiempo en formato digital. Además, la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos cumple con todos los protocolos y se evita la pérdida de información. Todo son ventajas.

¿A qué esperamos para apostar por la firma biométrica para la Ley de Protección de Datos? Es una opción segura, innovadora y fácil. Nos evitará muchos quebraderos de cabeza y la gestión con sisdoc será 100% segura. Pues contar con un programa fiable y que cumpla con el protocolo es indispensable para ser una marca confiable. Garantizar la protección de los datos de nuestros clientes es muy importante.