Transformación digital en una pyme: por dónde empezar

Transformación digital en una pyme por dónde empezar

Transformación digital en una pyme: por dónde empezar

La transformación digital en una pyme ya dejó de ser una opción: ahora se trata de una obligación y una necesidad. La competencia y el consumo digital se hace cada vez más grande, sobre todo durante y después de los tiempos de pandemia. Aquel que se niegue a dar este paso de desarrollo, pierde. Si ya has notado esto, seguramente estés en el proceso de empezar a implementar nuevas tecnologías en el sistema de tu empresa.

Sin embargo, si nunca habías tocado estos temas y herramientas antes, es totalmente normal que no sepas qué hacer exactamente para empezar la transformación digital de tu pyme. Todos hemos estado ahí. Por suerte, una vez conozcas lo básico, lo demás será como un paseo en el parque y además completamente intuitivo. Aquí te mencionamos las claves y aspectos importantes a tener en cuenta al empezar en el mundo digital.

La información lo es todo: hazla completamente accesible en la transformación digital de tu pyme

Uno de los principales pasos que toman todas las pymes para la transformación digital es la centralización de sus datos. Esto quiere decir que será necesario establecer un sistema en el que se recopilen todos los documentos, estadísticas y cualquier tipo de datos que pueda facilitar el trabajo en la empresa. Esto es sumamente importante en compañías que trabajen con clientes y proveedores, ya que ofrece la oportunidad de reducir el tiempo de respuesta en caso de contingencias.

Realiza un análisis de las necesidades de tu empresa

Para realizar una transformación digital de manera correcta en una pyme, primero es necesario reconocer las necesidades. Después de todo, simplemente incluir cualquier solución puede crear un desastre de procesos. Identifica de qué herramientas y programas se puede beneficiar tu empresa, cuáles son los procesos que puede automatizar, etc. También es necesario tener en cuenta circunstancias adversas. Todo esto se puede lograr a través de un análisis FODA, un esquema completo sobre fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu compañía.

Capacita a tu personal para enfrentar la nueva transformación digital de tu pyme

No cometas el error que muchas empresas cometieron al inicio de la pandemia: introducir nuevos procesos digitales de manera repentina. Para asegurar que este nuevo paso se logre sin inconvenientes ni errores, debes considerar un programa de capacitación para que los empleados también puedan adaptarse a los nuevos procesos, herramientas y desarrollos. Por supuesto, tú también debes incluirte en ese aspecto.

Incluye las herramientas necesarias

Una de muchas empresas tradicionales es la prohibición del uso del teléfono o internet en el ambiente laboral. Sin embargo, esto ya no es posible. La mayoría de empresas en el ámbito digital se manejan casi completamente a través de los teléfonos inteligentes, que además representan una importante herramienta de comunicación y acceso a redes. Si deseas implementar una transformación digital en tu pyme, también debes cambiar los recursos que se utilizan.

Un software de gestión empresarial

Si tu pyme se centra más en el comercio indirecto, uno de los pasos más importantes a la transformación digital es la adquisición de un software de gestión empresarial. Más allá de tratarse de una forma de acceder a nuevos clientes o proveedores, se trata de una herramienta que se encarga de automatizar y digitalizar una gran cantidad de procesos. La gestión de facturas, llamadas, información, datos de clientes y proveedores y administración en vivo son algunas de las características beneficiosas.

La flexibilidad es clave

Si una pyme apenas está empezando una transformación digital, es normal esperarse que tenga creencias fuertemente establecidas de lo que se puede y no se puede lograr. Sin embargo, el mundo digital y de la tecnología es uno que cambia todos los días. Lo más importante es tener una mente abierta a probar nuevas herramientas y procesos. Todo con el fin de nunca perder una oportunidad de mejorar el desarrollo de tu empresa.